Cerrar

Centros Dentales

O

Novedades

La importancia de prevenir

Muchos acuden al odontólogo sólo cuando tienen una urgencia

Es una realidad lamentable. La gran mayoría de las personas acuden al odontólogo solo cuando tienen dolor o una urgencia. Y peor aún, cuando van, solo solucionan ese problema sin preocuparse de otros que puedan tener. Al final volverán cuando ese problema sea otra urgencia.

Uno puede comprender que existen limitaciones de diverso tipo para no ir al odontólogo: poco tiempo, temor por alguna mala experiencia, problemas de dinero o poca información sobre salud bucal. Sea cual sea la causa, el resultado es el mismo: múltiples caries, daño en las encías y hueso y la pérdida de dientes. En otras palabras perdemos nuestra sonrisa, la capacidad de comer y de alimentarnos bien, lo que nos lleva a sentirnos mal o tristes por nuestra apariencia.

¡Pues bien, todo tiene solución! Y esa solución se llama “Prevención”. Prevenir te permitirá mantenerte sano y tener tus dientes por muchos años. Es lo que te permitirá sentirte y verte bien, con gran autoestima y ganas de sonreír.

¿Cómo prevenir? Prevenir significa, al menos, 3 cosas:

Cuidado diario personal.
Con esto nos referimos al cepillado diario (al menos 3 veces por día) y al uso apropiado de la Seda Dental y/o de cepillos interproximales si es que fueron indicados para ti. Sin este cuidado no hay forma que tus dientes se mantengan sanos y libres de la acción de las bacterias que destruyen dientes y encías.

Hábitos alimentarios y de evitar riesgos.
Además de tu cuidado personal, debes considerar alimentarte correctamente evitando alimentos duros que puedan dañar tus dientes (comer hielo, romper cosas con los dientes), alimentos excesivamente ácidos (comer limón), alimentos pegajosos (calugas o turrones) y cualquier alimento con mucha azúcar porque favorece la gestación de caries.
Por otro lado, debes proteger tus dientes si practicas algún deporte o actividad que pueda producirte algún daño por golpe o caída. Para ello debes utilizar un protector bucal que ayudará a cuidar tu dientes frente a un golpe.

Acudir a control y terapia de mantención cada 6 meses con tu odontólogo.
Lo importante es comprender que no basta con tus cuidados personales ni de hábitos. Cada 6 meses, al menos, debes acudir a tu odontólogo para que revise tu boca y pueda eliminar el sarro que se ha formado en el tiempo. Y si encuentra una lesión o caries, poder tratarla cuando aún es pequeña y no esperar que se extienda, destruya más diente u otros dientes haciendo tu tratamiento más largo y costoso.

¡Pues bien, ya sabes que hacer para prevenir y mantener tus dientes sanos y lindos! Busca la clínica AD (Alianza Dental) que más te convenga y pregúntale a tu odontólogo todo lo que deseas saber sobre tu salud oral.

Nos vemos en una próxima oportunidad.
Tu equipo de Alianza Dental